sábado, 24 de junio de 2017

Un futuro pacto de gobierno a nuestra costa

El Partido Socialista de Aranjuez ha logrado el apoyo de Aranjuez  Ahora e Iniciativa por Aranjuez al acuerdo de carencia contraído con el Ministerio de Hacienda y que exige su aprobación plenaria para aplazar el pago de 50 millones de euros más los intereses que genere. Conlleva también la aceptación de graves restricciones de la autonomía local y la subordinación  de la gestión económica a las directrices  y recomendaciones ministeriales. Se trata de unas derivadas imprescindibles para tratar de enmendar los resultados de la gestión municipal alterna efectuada por el PSOE y el PP en los últimos años. Sus gobiernos respectivos han generado una deuda viva de 80 millones de euros; producido 200 millones más de impagos a los proveedores; gestado un déficit anual de 3 millones que se suman a los adeudos pendientes; demorado en 450 días los pagos por suministros con su implicacion agónica en el circuito económico de la localidad  y producido, mes a mes, remanentes de tesorería negativos que ponen en peligro la gestión corriente municipal cada día.

Los redactores quieren cumplir o hacer cumplir las leyes, todas ellas: Haciendas Locales, Contratos del Estado, norma básica de Administración Local y hace un repaso de todos los aspectos legales  contables y de gestión vulnerados hasta hoy; aunque hay que recordar que la evasión de las leyes, la ocultación de gastos y el disfraz de las desviaciones contables son patrimonio exclusivo y característico de los  gobiernos de los dos  partidos mayoritarios.El intento es loable pero insuficiente ya que toda esa ingeniería financiera que ha provocado la situación actual estaba descrita con exactitud por la Cámara Regional de Cuentas y se ensaya con uno de los dos directos responsables del desastre.

En sus respectivos informes se encuentran explicitadas las irregularidades e ilegalidades detectadas por este órgano de control a lo largo de 20 de años de gobiernos locales. Más de dos mandatos municipales en total de los que Cristina Moreno (PSOE), actual alcaldesa, y María José Martínez (PP), su predecesora en el cargo, son las líneas de fuerza que explican  la angustiosa situación económica y legal del Ayuntamiento de Aranjuez con su punto de origen y explican la situación actual.





Aunque las líneas iniciales del documento de compromisos son de puro aliño,-la inspección, control, y supervisión de la legalidad contable y administrativa ya debería haber estado cubierta durante estos años por la Intervención Municipal y la Secretaria General que para algo están- hay que llegar a dos párrafos reveladores para captar su sentido: recabar mecanismos de impunidad efectiva y facilitar ulteriores acuerdos de gobierno tripartito. No hay mortero ni pegamento más efectivo que la complicidad (entiéndase este término en su primera acepción de la RAE), no radicalicen los significados y significantes.

El primero avisa: Ojo. Que en estas cuentas no están incluidas las que generará la absorción de SAVIA y el que lo anuncia no es traidor. Aunque, ¡aquí estamos nosotros para defender el patrimonio público!. Pero se silencia que se trata de un patrimonio sujeto a cargas hipotecarias y ejecuciones de sentencias judiciales muy gravosas y que, por esa misma razón, ya no tengan esa característica a día de hoy.  Y, finalmente, se llega lo mollar en su final.

Pese a los enunciados y los giros retóricos; a esa larga lista de revisiones, inspecciones, supervisiones y comprobaciones sin fin, las tres formaciones reiteran lo ya sabido. Lo anunciado por las cifras. Están dispuestos a todo para salvarnos los trastos públicos. Incluso a la valiente temeridad heroica de solicitar un nuevo plan de proveedores del Ministerio de Hacienda, - vamos por el tercero con su generación  de costes consiguientes -, y en un singular pase a portagayola, incluir el agujero de las pérdidas y dislates de SAVIA en el presupuesto local. ¿Y toda esta heroicidad sin límites para qué?. Pues para lo de siempre. Salvarnos de la quema a nuestro pesar, evitar las responsabilidades personales en el mejor de los casos, seguir haciendo la siesta y  facilitar ,- gracias amigos, gracias-  “una refinanciación asumible y un nuevo plan de ajuste dadas las condiciones financieras en las que se encuentra el Ayuntamiento, con el objetivo que en un corto plazo de tiempo esté toda la deuda en vías de solución viable y asumible por los ciudadanos y su Ayuntamiento”. Lo que quiere decir solo por los ciudadanos. Vaya. Que para ese viaje no necesitaban ninguna alforja. Felicidades.

martes, 20 de junio de 2017

El Presupuesto local absorberá las perdidas de SAVIA según un informe confidencial que alerta de posibles delitos societarios

Los vecinos de Aranjuez asumirán las pérdidas millonarias de la empresa municipal de suelo y vivienda SAVIA por decisión plenaria pese a que un informe confidencial no conocido por el Pleno evidenciara la existencia de posibles delitos societarios. El informe fue encargado a la consultora AUREN que describió la situación real de la mercantil ribereña y lo entregó al Consejo de Administración de SAVIA el 16 de febrero de 2016. Unos días antes SAVIA solicitó la absorción y el Pleno municipal, que funcionaba también como Asamblea General de la sociedad anónima, aprobó el pasado 31 de marzo iniciar los trabajos preparatorios. Las pérdidas de SAVIA serán compensadas por el Presupuesto local en un próximo pleno previsto antes de las vacaciones de verano o coincidiendo con ellas. 

La decisión final estará impulsada por el Gobierno local. Contará con el beneplácito más o menos explicito de los grupos municipales. Formalmente  se justifica en los presuntos beneficios de la gestión de un número indeterminado de viviendas promovidas por SAVIA con recursos públicos que se transformarán en  protegidas, aunque la propuesta no parece especificar a través de qué procedimiento. Todas ellas están sometidas a cargas hipotecarias que superan los 20 millones de euros en conjunto según la contabilidad de 2015 aunque esta cifra no contempla el crecimiento exponencial de los intereses tras los avisos de impagos y ejecuciones hipotecarias. Su valor real de mercado sería muy inferior a esta cantidad y estaría sometido a una depreciación de, al menos , el 30 por ciento,  lo que dificultaría su gestión económica manejable en el futuro para “obtener un balance equilibrado” según un informe de la Tesorería Municipal. La valoración contable, realizada en su momento por técnicos municipales trabajando en dependencia de SAVIA y las anotaciones contables fue descalificada unas por la Cámara de Cuentas de Madrid en dos ocasiones y otras  por un documento pericial de un experto inmobiliario.

El informe confidencial tenía como objeto programar las posibles salidas a la situación de quiebra técnica de la sociedad anónima ribereña y fue encargado por sus gestores a la consultora AUREN a la que se retribuyó con fondos de procedencia pública. El Pleno municipal y los concejales no miembros del Consejo de Administración no conocieron su contenido, al menos formalmente, ya que su difusión confidencial estuvo restringida solo a los gestores de la sociedad. También fue apartado del escrutinio público y no se trató en el expediente de la decisión municipal que iniciaba la absorción de SAVIA el 31 de marzo del año pasado. En esas fechas el documento ya existía  y desde el 16 de febrero era conocido por los miembros del Consejo de Administración de SAVIA, al mismo tiempo concejales o portavoces del Pleno Municipal.Todos ellos conocieron su contenido trascendental y gravoso para el futuro de la Hacienda Municipal de Aranjuez lo que no impidió que continuaran los trabajos de absorción sabiendo de su relevancia y del incremento exponencial de la deuda municipal que produciría.

Lo relevante de este informe hurtado al conocimiento del público es la afirmación de la consultora sobre hechos de gestión diaria que, sumados unos con otros, podrían calificarse de delitos societarios y dibujar una liquidación culpable: es decir, realizada con ánimo de causar daño voluntariamente, con el deseo de obtener algún beneficio o involuntariamente por negligencia o desatención. Qué no les importa una mierda vaya.

Entre otros, AUREN señala  la falta de aprobación de las cuentas anuales, la ausencia reiterada de su presentación en el Registro público, la tardanza en la presentación del concurso de acreedores, el mantenimiento de una situación  de insolvencia y la no legalización de su contabilidad y sus instrumentos contables. Por si fuera poco, la Cámara de Cuentas ratificó estos hechos en 2011 y 2015 y daba cuenta de las maniobra de adjudicación de obra pública o cesiones de patrimonio local y suelo a por parte de los gestores de SAVIA a empresas afincadas en el corazón mismo de la Trama Púnica.

El documento construye también en sus páginas la ficción jurídica necesaria para exculpar  a los gestores. Si podemos, venía a decir, vayamos al convenio de acreedores ya que los jueces no pueden modificarlo, garantizamos e incrementamos de paso los intereses económicos de Liberbank – que hubieran debido quedarse con unos activos que ellos mismos sobretasaron-; hacemos que sean los Presupuestos que paguen mes a mes las cuotas hipotecarias; - limitando aún más los servicios públicos-  e impediremos el escrutinio penal sobre cuentas y gestión. Para argumentar todo esto, se repitió hasta la saciedad que “la naturaleza pública de la empresa obligaba a su absorción  por el Ayuntamiento de Aranjuez” aunque se fuese consciente de que era una tremenda falsedad para garantizar impunidades.

Varios informes de altos cargos municipales dudaron en su momento de la legitimidad de esa maniobra chapucera y perjudicial para el interés público. Tanto ellos como otros expertos en Derecho Societario subrayan que, efectivamente, SAVIA es una sociedad anónima de capital público; pero que como otras sociedades anónima está sujeta a las normas que regulan su gestión;  su responsabilidad en el descalabro se limita al capital social suscrito, y sus gestores están sometidos a las leyes societarias en el caso de las responsabilidades económicas  y a las penales en caso de gestión con daños . Y tiene su importancia. En la primera de las interpretaciones, Liberbank salvaba las consecuencias de créditos hipotecarios que jamás iban a pagarse y se cargaba el peso final sobre las economías familiares. La segunda sería la salida menos perjudicial para los vecinos tomados de uno en uno: dejar que las corporaciones bancarias imprudentes o especuladoras cargaran con el peso de sus decisiones inadecuadas e impedir la socialización de perdidas que los grupos políticos están dispuestos a llevar para no escrutar responsabilidades pasadas y futuras. Ya lo dijo Cristina Moreno y ahora la Corporación lo hará suyo. “No miremos al pasado”.   

La absorción  es el objeto único y buscado que explica estas actuaciones dicen algunos de los técnicos municipales: “Va a cargar sobre las economías familiares un agujero económico indeterminado y durante muchísimo tiempo” en un 'El que venga atrás que arreé' máxima económica experimentada hasta el paroxismo por el Partido Socialista y el Partido Popular. Pero como aquí los dañados son los ciudadanos de Aranjuez y como los que toman estas decisiones perjudiciales son actores protagonistas y secundarios  y, además, cargos electos públicos y corporaciones bancarias en sintonía, pues aquí paz y después gloria. Vayan preparando su reclamación al maestro armero cuando todo esto no de más de si.

sábado, 3 de junio de 2017

El riesgo inevitable de las marcas blancas


Aranjuez Ahora sopesa la integración en el gobierno local del PSOE. Nació como nueva forma de hacer política pero su camino la lleva a diluirse en la política al uso y transformarse en la marca blanca de Cristina Moreno. La alcaldesa tiene en el horizonte el trasvase de los 4.000 electores ajenos a su granero y la apropiación del marchamo de una legitimidad de izquierda nacida en la oposición frontal a su oferta y contra su conexión con administraciones de legalidad económica discutida y opacas en el empleo de los recursos públicos. 

Es un paso arriesgado el que puede dar Aranjuez Ahora y que producirá la desafección radical de sus votantes así como la búsqueda alocada de cobertura e identidad política de sus cargos públicos. Después surgiría el condicionamiento de su acción política a otras lealtades y, en un recorrido lógico y último, cada uno de los concejales de Aranjuez Ahora deberían plantearse su integración en el PSOE. Decisión de elevado coste en términos personales cuando se hizo bandera de la regeneración institucional y  de "la oposición al bipartidismo saqueador del PP-PSOE" . 

La colaboración con el gobierno local actual, -como lo sería la colaboración con un gobierno del PP-  prestaría su amparo a una administración dudosa y sombría. Sus antecedentes: un alcalde inhabilitado por el Tribunal Supremo, el primero de la ciudad en esta etapa constitucional y otro más condenado a devolver una abultada cantidad económica por el Tribunal de Cuentas y también el primero en la lista local por estos asuntos. Pero hay más.

Ambos partidos adjudicaron desarrollos urbanos a empresas tapaderas domiciliadas en paraísos fiscales europeos con graves perjuicios posteriores para las arcas públicas en actuaciones similares seguidas por sus sucesoras. Asignaron obras públicas a empresas de dos organizaciones  criminales de empresas favorecidas y amparadas por el Partido Popular en el ámbito estatal, despreciando leyes y procedimientos legales; descapitalizaron la empresa municipal SAVIA conociendo que las leyes societarias podrían doblarse y hacer que los recursos públicos municipales enfrentaran esta riada de perdidas en beneficio de terceros. Sin estudios o conocimientos previos o gracias a ello precisamente, realizaron actuaciones urbanas convertidas luego en gigantescos agujeros de hormigón en el subsuelo sin utilidad alguna, salvo la de ejercer de túmulos funerarios de los recursos públicos malgastados sin objeto. Debe añadirse la riada constante de resoluciones judiciales condenatorias contra la Institución y el pago de cantidades astronómicas de dinero de las que nadie puede precisar cuando llegará el punto final. 

¿ Hay alguna razón que induzca a pensar que Aranjuez Ahora pudiera desvincularse de este pasado sin romper ningún acuerdo de gobierno hipotético contraido?. La función no podría discurrir de otra forma dado como se ha dispuesto el escenario y tendrá que tejer su colaboración futura con esos mimbres. No podrá aducir ignorancia si desde otras instancias se exigen responsabilidades conjuntas por lo civil o por lo militar. Pero cabe otra alternativa mas coherente con su bagaje político. Puede buscar las responsabilidades personales, administrativas, políticas y penales que se han confabulado para llegar a esta situación sin contraer compromiso alguno con una administración desleal con el ciudadano. Puede elegir finalizar con la impunidad administrativa de ambas formaciones recabando el auxilio de otras jurisdicciones. Pero tendrá que ser en solitario, sin debes, contrapartidas, avanzadillas ni descubiertas. Al fin y al cabo, sus electores no les eligieron para ser los mejores gestores del mundo. 

Contarán con la oposición de Cristina Moreno y su gobierno que ha dificultado la Comisión Municipal de Investigación todo lo que podido volviéndola inoperante y deberán torcerla el brazo. Pero no es una sorpresa o ¿sí lo ha sido para alguien?. Hace tiempo que la alcaldesa anunció su intención de no mirar atrás, -y a mucha honra le faltó decir-. Quizás ya sabía que el retrovisor de la responsabilidad le devolvería siluetas familiares provocadoras de este descenso sin retorno a los infiernos económicos. Habrá oposición, claro. Habrá amaño bipartidista, claro. Pero al menos, mostrará que el deseo de Aranjuez Ahora para recuperar una administración honesta y al servicio de los ciudadanos no era solo un marca blanca más; ni que su destino fuese ser arrinconado en el lugar más oscuro y oculto de la estantería electoral.