domingo, 26 de marzo de 2017

Los servicios municipales en peligro por riesgo de impago


Técnicos del Ayuntamiento de Aranjuez advierten de que algunos servicios municipales pueden dejar de prestarse. Lo hacen por escrito en los documentos preparatorios para la redacción del Presupuesto municipal de 2017 y lo expresan en términos concisos. La posibilidad está abierta y su causa radica en el “impago continuo y reiterado al que se ven sometidos los proveedores y que, en última instancia, les obligaría a dejarlos de prestar”. La demora municipal en el pago de las facturas rebasa los 400 días y podría alcanzar los 460 a final de año, según cuantifican estos mismos documentos. 30 días es el máximo retraso legal que pueden permitirse las Administraciones Locales sin arriesgar una reclamación judicial.
Resulta que los ingresos reales del Ayuntamiento no cubren el coste de sus gastos de funcionamiento más su deuda bancaria y sus intereses. A este desequilibrio se llama ‘déficit estructural’ y sobrepasaba los 3,5 millones de euros en febrero. La cifra no es definitiva y podría experimentar un cambio al alza si no se adoptan medidas de gobierno que lo reduzcan o, al menos, lo moderen.
Cristina Moreno presenta el cupón de la ONCE dedicado al Motín de Aranjuez
Una sociedad mercantil en esta misma situación hubiera suspendido pagos antes de alcanzar una situación de deterioro similar. La sucesiva suma de deuda, déficit e incremento de gasto a lo largo de los dos últimos mandatos ha generado esta crítica situación económica. Si la Administración local pudiera cobrar todo lo previsto y pagar todo lo adeudado aún harían falta más de 34 millones de euros para enfrentar la apertura de puertas diaria. A eso se le denomina ‘Remanente Líquido de Tesorería’ y, en este caso, es negativo, muy negativo, con permiso del célebre entrenador futbolístico, e introduce al Ayuntamiento en un círculo vicioso presupuestario: genero más deudas porque no tengo más ingresos y no tengo más ingresos porque cada día tengo más gastos y estoy subordinado a las condiciones de la autoridad del Ministerio de Hacienda. 
El equilibrio es tan inestable en este ejercicio presupuestario, -si es que se puede llamar equilibrio a la caída libre-, que los técnicos municipales esperan al cobro de los grandes tributos (Vehículo y Bienes Urbanos) para atender los gastos más urgentes: pagas extras, amortización de préstamos y  empresas concesionarias de servicios. De ahí el peligro existente de que cese su prestación por el impago extremado a las empresas y del que avisan los técnicos.
Estos garantizan el cobro de las nóminas por el momento aunque con una salvedad: “siempre que los pagos a proveedores no se incrementen y se mantengan en las previsiones realizadas”. Pero la situación es crítica y no lo ocultan. Si hubiera ejecuciones de sentencia, reclamaciones judiciales u otros factores imprevisibles que alteren la situación, adelantan esta conclusión fatal: “si hay que atender estos pagos se tendrá que detraer no solo del impago a (otros) proveedores sino también de un posible impago en el Capítulo 1”. Así se llama en términos contables a la parte del Presupuesto Municipal que recoge los costes laborales, es decir: las nóminas.

Blognopias en Facebook
Blognopías en Twiter

martes, 21 de marzo de 2017

La morosidad municipal de Aranjuez llega a los 400 días


Los comerciantes locales, proveedores y empresas que suministran bienes o servicios al Ayuntamiento de Aranjuez están de enhoramala. Van listos si esperan cobrar antes de los 400 días de espera en el que un informe municipal cifra el período ‘normal’ de pago. Tanto si venden clavos como si comercian con sistemas informáticos, el fruto de la operación mercantil demorará su llegada en no menos de un año y 40 días o lo que es lo mismo: 13 veces más que el máximo de 30 legales.

Las pequeñas desviaciones al alza o a la baja son habituales con respecto a ese  modelo ideal, ese mejor de los mundos descrito por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. La mayoría de los Ayuntamientos madrileños cumple con esta norma o retrasa sus pagos 9 días contados desde la presentación de las facturas. Pero, ya se sabe, que Aranjuez es un mundo y lo que es corriente aquí, es excepcional fuera. Más o menos como aquello de que los de Bilbao nacen dónde les da la gana.

Y no estamos en buena compañía. Somos la segunda población más morosa de la Comunidad de Madrid. No la primera. Ese honor dudoso le corresponde a Alcorcón con cerca de 2 años de tardanza. Hay consuelo sin embargo. El segundo puesto por méritos propios es nuestro y ahí sí. Ahí estamos muy por encima de poblaciones como Parla, Alcalá de Henares o Torrejón de Ardoz que en su día arrostraron el temporal púnico. Pese a todo seguimos en la carrera cuyo desenlace para este 2017 promete llegar a 460. Todo si "no se toma absolutamente ninguna medida, a fecha de cierre de 2017" según los técnicos municipales.


Las causas radican, según los redactores del documento preparatorio de los Presupuestos , en la ausencia de decisiones políticas para  adoptar medidas que incrementen los ingresos o reduzcan los gastos. Para terminar de desarreglarlo, la amortización de los créditos tiene prioridad legal sobre el pago de otras deudas corrientes, una obligación nacida de la reforma constitucional realizada por el Partido Socialista y el Partido Popular al unísono. Para pagar los primeros se tira de los recursos destinados a los proveedores más antiguos y así sucesivamente en una espiral mortífera que incrementa la morosidad. Desde el 2015 al cuarto trimestre de 2016 el crecimiento de la morosidad ha alcanzado cotas del 370 %.

Un segundo factor agrava la situación y crea negros nubarrones para el futuro. Son los pagos que los técnicos municipales describen como fuera de presupuesto o extrapresupuestario, algo similar a la extracontabilidad aducida por Luís Barcenas. El eufemismo en román paladino conversacional significa que no deberían hacerse. La liquidación de la sociedad ‘Aranjuez Desarrollo y Empleo es uno de esos tormentazos. En su momento fue presentada como una iniciativa modélica no onerosa para la Administración Municipal por el concejal Oscar Blanco. Señaló que el proceso de disolución y de absorción de la empresa pública se ha saldado con equilibro entre el activo y el pasivo de la misma”. Pero los técnicos municipales afirman por el contrario que "los gastos pendientes de pago por esta operación no han ido acompañados de la entrada de fondos que lo sustenten".

Este informe municipal fue redactado entre el mes de enero y febrero de 2017 junto a otros estudios que pasan revista a una situación económica crítica para el Ayuntamiento de Aranjuez que podía agravarse en el futuro. Efectivamente, los documentos no contemplan la actualización  derivada de la liquidación de la Sociedad de Suelo y Vivienda (SAVIA), la interrogante judicial sobre los pagos de Las Cabezadas o la amortización de la deuda bancaria con la entidad Liberbank, asuntos que podrían incidir con mucha más virulencia  y aumentar la morosidad a niveles estratosféricos.

viernes, 10 de marzo de 2017

La valoración de activos de SAVIA conocida desde 2010 y reseñada por la Cámara de Cuentas de Madrid

La sobrevaloración de los activos inmobiliarios de SAVIA era conocida desde el 2010 y reseñada por la primera de las sucesivas fiscalizaciones de la Cámara de Cuentas sobre el Ayuntamiento de Aranjuez y sus empresas públicas en sendos informes entregados a los gobiernos locales del Partido Popular y el Partido Socialista. Entre un cúmulo de conclusiones y recomendaciones,-cerca de un centenar entre ambas auditorias-, figura la advertencia de la  discrepancia existente entre los valores contables apuntados y los reales de mercado, en un similar porcentaje al apuntado en el posterior informe del Agente de la Propiedad Inmobiliaria, Manuel Sánchez Ramos.  

El diablo suele estar en esos detalles nimios. Más aún cuando una sociedad mercantil responde con el valor de su patrimonio por las deudas contraídas. Una situación en la que el alza o la baja en una pequeña cifra marca la diferencia entre la salud o la muerte societaria o justifica el inicio de pesquisas judiciales contra los administradores.

Son los mismos detalles que tuvieron en cuenta los auditores de la Cámara de Cuentas cuando inspeccionaron las cuentas municipales y de la mercantil ribereña y determinaron que las de esta última, al menos las existentes, “muestran resultados negativos desde 2008”. Los informes se envían a las instituciones examinadas y están a disposición del ciudadano en la web del organismo  aunque están ausentes en la información electrónica del Ayuntamiento de Aranjuez pese a su relevancia. 

Las auditorias públicas se realizaron entre el 2010 y el 2014. Por su dilatado período de trabajo, análisis de datos y redacción incluyen aspectos de las cuentas locales desde el 2008 hasta cerca del 2016. Se trata de períodos gestionados por el Partido Socialista y el Partido Popular en el terreno municipal como en el del día a día de la Sociedad de Suelo y Vivienda . La mercantil fue administrada en ese tiempo por Diego Martínez Cerón, diputado socialista de la Asamblea Regional de Murcia entre 1999 y 2003 y José María Puente Barral; familiar de Juan Van Halen (político popular imputado en el caso de venta de viviendas sociales de Madrid al fondo AZORA).

Las fiscalizaciones sucesivas, entre otras constataciones administrativas y económicas, describen el descenso del valor de los inmuebles en una tercera parte de su apunte contable entre 2012 a 2014 y llama la atención sobre las últimas operaciones de venta de SAVIA. A modo de ilustración sobre las discrepancias entre su valor contable y su valor real, la Cámara reseña cuatro convocatorias sucesivas de subastas en las que desciende el valor inicial del suelo hasta los 137 euros/ metro cuadrado final en un decrecimiento de su valor que llega hasta casi el 50 por ciento de su precio de salida.

La segunda auditoria contable y administrativa  enumera 31 conclusiones y 12 recomendaciones  añadidas a las 35 recomendaciones y 20 conclusiones que ya hacia el primer informe. Entre ambos suman 98 indicaciones de la Cámara de Cuentas referidas, principalmente, a la mercantil SAVIA, la Institución Municipal, las relaciones económicas y administrativas entre ambas con un especial insistencia en los déficits de control públicos sobre la mercantil. A tenor del funcionamiento y la situación actual de SAVIA ninguna debió ser atendida por la Administración local. 

jueves, 9 de marzo de 2017

El valor real de SAVIA en un 30 por ciento menor de lo estimado

Un informe pericial realizado por Manuel Sánchez Ramos, agente de la Propiedad Inmobiliaria y profesor universitario de Arquitectura, rebaja hasta en un 30 por ciento el valor contable de las propiedades inmobiliarias de la Empresa Municipal de la Vivienda de Aranjuez (SAVIA), en fase de liquidación mercantil. Según el acuerdo de su Consejo de Administración, el Ayuntamiento asumirá sus balances e incrementaría la deuda municipal actual estimada en más de 188 millones de euros por el grupo InPar y Aranjuez Ahora. 

El documento profesional fue encargado por la ex concejala de ACIPA, Paloma Baeza, en la actualidad fuera de este grupo, y se redactó el pasado 20 de enero por Manuel Sánchez. La ex concejala entregó una copia de este documento de tasación a cada uno de los grupos que componen la Corporación Municipal de Aranjuez.

El especialista en tasaciones inmobiliarias ofrece criterios metodológicos usados comúnmente en la tasación de viviendas y solares o complementa las operaciones de tasación efectuadas  por un aparejador municipal (arquitecto técnico) el 16 de febrero del año pasado para valorar los activos inmobiliarios que absorberá el Ayuntamiento de Aranjuez en el proceso de liquidación de SAVIA.

Considera acertado, sin embargo, referirse a los criterios de la Ley del Suelo y el Reglamento de Valoraciones adoptados ya que no existe ninguna norma española de cumplimiento obligado. Manuel Sánchez aplica índices usados comúnmente en el mercado inmobiliario y estima que “las muestras de precios para la comparación con los inmuebles y solares de la mercantil deberían estar identificadas. Es decir, señalar de que fuente inmobiliaria proceden, y ser homogéneas en antigüedad, estado constructivo y superficie” para poder establecer comparaciones correctas.

Asimismo el Agente de la Propiedad señala errores en la obtención de índice de referencia, y coeficientes matemáticos de corrección, ( cifras con las que se determinan los valores reales), que elevan automáticamente el valor teórico de los activos contabilizados.En síntesis, se produciría su sobrevaloración con una consecuencia funesta sobre los presupuestos del  Ayuntamiento de Aranjuez y su crítica situación económica.

La principal recomendación que efectúa Manuel Sánchez es la de recalcular las tasaciones municipales que la valoración municipal cifra en un total de 29.626.864 euros. Una cantidad que, precisa, “debería ser menor en un 20 a un 30 por ciento” dado que no se ha “obtenido valores actuales del mercado de inmuebles” Por el contrario, afirma:”se han tasado por el valor máximo legal que en casos de crisis inmobiliarias suelen ser muy superior a los precios de mercado”.

El documento cierra capítulo con una conclusión rotunda. “Recomendamos que se recalculen los valores porque los contabilizados puede ser considerablemente superior a los precios del mercado. Manuel Sánchez concluye que “cualquier otra tasación reciente que diera un valor igual o superior tendría que ser susceptible de revisión y ser contrastada con los precios de mercado actuales” lo que proporcionaría una idea más exacta del balance que  realmente asumirían los ciudadanos de Aranjuez. 

Sánchez Ramos no ha extendido su opinión a los activos que son garantía del pago de créditos hipotecarios. Estos últimos están regulados por normas estatales y europeas y utilizan métodos comunes para la obtención de su precio de mercado que tienen en cuenta la carga bancaria. La Sociedad Hipotecaria Española cree que la discrepancia entre su valor real y el contable sería mucho mayor.

La recomendación del informe pericial es clara: “Hay que recalcular las tasaciones correctamente” si se quiere determinar el valor real y el valor de venta y conocer sus repercusiones sobre las cuentas municipales y sobre los ciudadanos. El informe realizado el pasado 20 de enero tomando como punto de partida “los informes de tasación efectuados por el aparejador municipal el 16 de febrero de 2016”, fue entregado en el registro municipal y remitido a todos los grupos políticos. 

En enero pasado entró a formar parte de los documentos que se manejan en la liquidación de la empresa mercantil ribereña, que se tramita en el procedimiento concursal 536/201 del Juzgado Mercantil número 6 que preside el juez Vaquero. Este último nombró Administrador Concursal a José María de la Cruz.

sábado, 4 de marzo de 2017

Tiempo de espera para Las Cabezadas

Las Cabezadas, situadas entre el Tajo y el antiguo Camino Real de Toledo, es una de las última actuaciones del urbanismo depredador del Sur de Madrid. Es similar en extensión al desarrollo de Montecarmelo en Madrid y como él podrá alojar siete mil nuevas viviendas. En su desarrollo han confluido tiburones urbanistas, instituciones venales en situación crítica y entramados de empresas diseñadas para la evasión de capitales como objetivo y con la vista puesta en el abandono del proyecto. Los restos serán después suelo baldío, más viviendas sin ocupar, ejecuciones subsidiarias de urbanizaciones con fianzas que no alcanzan para cubrir su importe y recursos públicos enterrados en cemento.

El proyecto fue concebido por la administración local del Partido Popular de José María Cepeda y aprobado por la administración del Partido Socialista de Jesús Dionisio Ballesteros. Aunque su interés edafológico limitaba las construcciones que comprometieran su capacidad de producción agrícola, una modificación puntual del PGOU reclama para el concejal de Aranjuez, David Estrada, el mérito exclusivo de remover la ultima de sus protecciones y dá por buena una modificación puntual de 2,5 millones de metros cuadrados por encima de legalidad urbanística y la Jurisprudencia del Tribunal Supremo.



Las Cabezadas han sido terreno propicio a lo oscuro y lo depredatorio. El arquitecto favorito de Luís Roldán redactó este concurso. El empresario preferido de Luis Barcenas, Luis Delso, fue su promotor a través de una red empresas interpuestas y lo controló a través de IsoluxWat mediante un convenio cuyas contrapartidas son desconocidas. Cuando el cerco de la UDEF se estrechaba sobre él, ISOLUX Wat transfirió sus derechos a una mercantil desconocida hasta entonces, Las Cabezadas SL, una empresa con 4 millones de euros de patrimonio negativo nacida el tiempo que las previsiones urbanísticas. Para ello, transformó una empresa dormida hasta entonces y sin ningún movimiento empresarial y la controló mediante su empresa filial de Luxemburgo. Luis Delso recibió entonces sus primeras plusvalías.

Poco tiempo después, apareció en escena Caja Castilla La Mancha con sus caudales exhaustos y a punto de caramelo para la intervención bancaria. Aún así, entra en el juego e intercambia representación con Las Cabezadas asegurándose ambas el control mutuo. Todo queda entre amigos y Luis Delso recibe su segundo paquete de plusvalías. Finalmente, sus dificultades con la UDEF motivaron su alejamiento de los destinos de Isolux Corsan.

Caja Castilla La Mancha fue intervenida y transferida a Liberbank junto con la deuda hipotecaria del Ayuntamiento de Aranjuez. Sus derechos en Las Cabezadas los gestionó Castilla La Mancha Corporación, los restos del colosal naufragio de Hernández Moltó, y luego se transformó en Inversiones Corporativas a fin de que nada recordara el desastre. Isolux Corsan dirigido por Nemesio Fernández Cuesta recuperó el control de Las Cabezadas SL y los alcaldes de Aranjuez, del Partido Popular y el Partido Socialista, desaparecieron del escenario movidos uno por la inhabilitación y otro por las urnas. Aquí paz y después gloria.

A los actores principales y secundarios se los ha llevado el tiempo y la UDEF, se produjo un baile millonario de euros en participaciones y venta de derechos que cogieron el portante caminito de Holanda y Luxemburgo. Queda lo peor: las reclamaciones económicas sobre el Ayuntamiento de Aranjuez, la duda sobre la viabilidad del proyecto, su peso sobre su hiper-obesa deuda y la amenaza literal sobre la viabilidad del futuro institucional. También queda la incógnita sobre la decisión futura de los tribunales en la búsqueda de responsables en un asunto infestado de tiburones y bucaneros.  El tiempo lo dirá aunque puede que ya no quede.

martes, 22 de diciembre de 2015

Muy intervenido y mucho de intervenido

A Aranjuez le espera un lustro malo de narices. La intervención municipal por el Ministerio de Hacienda, que es muy de intervenir y mucho de intervenir, no anuncia nada bueno. Intervención o no, lo cierto es que la aprobación de las cuentas anuales no dependerá de la voluntad de los representantes municipales de ahora en adelante y durante 5 años justos que van a ser de traca de traca por ese mismo motivo.

Intervenir una institución local consiste en sustituir sus órganos de gobierno por una dirección gestora y esperar a que escampe en las siguientes elecciones locales. Lo de Aranjuez no es intervención en sentido estricto, no nos pongamos estupendos, pero sus efectos son similares y sus consecuencias idénticas: alejar a los vecinos del protagonismo político, descargar sobre ellos todo el peso de la financiación municipal futura y preparar el terreno para recetas de austeridad más estrictas.

Ya es malo que la ruptura del acuerdo de ajuste contraído en 2012 por el gobierno local del Partido Popular sea la causante.Pero no es la única. En la raíz de esta situación perversa hay una política de ineversion alocada del Partido Popular y del Partido Socialista: Maconsas, Fadesas, aparcamientos subterráneos, indemnizaciones millonarias y globos aerostáticos incluidos. Todo ha ido sumando sobre la Institución Municipal para crear, megalomanías, nepotismos o favoritismos mediante,  un manual completo de como subordinar las instituciones públicas al provecho personal o gremial.

No hay explicaciones de los responsables, unos y otros, sobre los motivos que han llevado al Ayuntamiento de Aranjuez a esta situación. O ignoran las consecuencias futuras o cabe deducir que lo consideren un incidente sin importancia. En cualquier caso, dice muy poco de ellos. O mucho. Debieran explicar que se trata de un caso previsto en la Ley de Estabilidad y a su aplicación gradual. Que se trata de una medida previa a la reducción de los servicios públicos a los que se puedan financiar sin deficit exclusivamente, o al embargo de las transferencias corrientes o ingresos estatales y precedente al cierre de los servicios duplicados o  a la disminución los gastos de personal mediante redución salarial o de plantilla.

A todas ellas, pueden unirse la externalización de los servicios públicos y el incremento de impuestos, tasas y precios públicos hasta alcanzar la sostenibilidad, ese vocablo esotérico esgrimido por el Partido Popular y el Partido Socialista que significa equilibrio en su jerga y  sufrimiento en nuestra experiencia de ciudadanos. Lo dicho. Nos espera un lustro jodido de narices y nos pilla durmiendo la siesta. Si. Una vez más.



jueves, 22 de octubre de 2015

La izquierda y el espacio

Aquel anuncio comercial preguntaba ¿Y si el lujo fuese el espacio? Despertaba la sensación mezquina de faltarte algo vital. Al instante, matarías por un salón del tamaño del Kalahari o un coche versión Magnum de luxe. El muy canalla cumplía su objeto con una eficiencia limpia y económica.

Ese modo Pavlov-publicitario-on reporta beneficios premeditados. Provoca fuertes deseos en consumidores desprevenidos. Esconde realidades que deben estar ocultas pareciendo difundirlas. Idealiza situaciones vergonzosas con metáforas falsas o predicciones distópicas o como en este caso del próximo debate plantea si hay espacio para la izquierda en Aranjuez teniendo a mano datos electorales. Esta pregunta tan obvia tiene mucho de táctica para condicionar una contestación concreta a una interrogante distinta.Tiene mucho de treta pauloviana.

Es una reedición de una táctica antigua del PSM a la que recurre cuando su diferencia electoral con el PP es ínfima tras el fin de las mayorías absolutas lo que puede afirmarse también de su aliado en el bipartidismo. Lo que se busca es explorar proclividades y aparentar que la decisión radica en el otro actor. El gran argumento básico es: ¡la derecha puede volver. Fundemos una gran mayoría de izquierda para luchar contra el conservadurismo!

Es el planeamiento, nudo y desenlace del asunto. Juegos dentro del juego, estratagemas dentro de la estratagema. Como las tácticas narrativas de Frank Herbet en su cosmogonía de Dune, rinden extraordinarios resultados en el cine, en el comercio, el marketing y en la representación política.

Pero no hay mucha predisposición en otros actores a secundar el ‘Apocalipsis según el PSM’. No comparten su relato caudillesco tan apartado de la realidad política, de los servicios públicos, del funcionamiento anómalo e irregular de la Administración Pública y que, además, amenaza con arrasarles hasta los cimientos en caso de fracaso.

No aceptan tampoco la afirmación implícita de “Todo a la izquierda del PP es La Izquierda  y puede unirse al zafarrancho”. Piensan más en publicitar sus diferencias, en dar respuesta a las circunstancias sociales de las que  nacen y corregir según qué comportamientos institucionales sean necesarios. Sostienen que la izquierda se define no por su proximidad o lejanía en el mapa mental y solo  en función de las respuestas a los problemas de todo tipo que sufre Aranjuez.

No hay signo de en qué quedará este asunto. Pero se les ve, a unos más, a otros menos, afirmándole al PSM y en línea con el antiguo juramento a Cortes: “Nosotros que somos igual que vosotros y juntos mucho más que vosotros”.